jueves, 9 de julio de 2015

Incompleta

Hay que llenar un vació emocional muy grande, tan grande incluso como la Tierra, quizá como el universo, quizá.

Y mientras eso pasa, buscamos desesperadamente creyendo encontrar la mejor manera de llenarlo, el tiempo pasa, y este sigue incrementando su tamaño...
¿Por qué no haberlo cerrado antes?.
¿Por qué simplemente no olvidarlo?. Como la mayoría de cosas que siempre olvido. 
¿Por qué simplemente no desterrarlo y ser libre?.

Es por que este agujero es visible, visible ante todos, menos ante ti, 

Pero siempre seguiré corriendo, siempre seguiré huyendo de la solución, por que siempre la hubo, pero claro como siempre no quiero ver lo que hay ante mis ojos. Estoy harta de ser quien soy, de ser quien soy contigo y con ellos, y con el universo, pero mas cansada estoy de ser quien soy conmigo misma, y es lo que mas jode, por que el alma debería ser visible para absolutamente todos, y nunca será así conmigo, y no sé quien soy cuando estoy contigo, y no sé quien soy cuando estoy sola, ya nada me llena, ya nada motiva hacer un cambio, ni siquiera lo que mas amo en la vida, pero la respuesta está allí, nada en realidad se olvida.

Y allí estás tú otra vez, y es mejor que me valla como solía hacerlo, es mejor que concentre mis pensamientos en otra cosa, es mejor que me alejé de ti. No quiero volver al pasado, pero todo indica que así lo será, por que últimanente vivo de recuerdos, y quizás que no debieron pasar, por que vivo imaginándome cosas que jamás pasaran, queriendo con todo el poder del universo poder regresar el tiempo para no retractarme y dejarte libre, ahora que estoy unida a ti, te necesito, te quiero, y lo odio. Odio haber dejado que volvieras a mi vida, odio ser quien soy contigo, odio quererte, odio no poder hablar contigo, odio que no tengamos una conversación larga, odio no verte, odio todo y ya me cansé de esperar, ya me cansé de todo.

Innumerables veces le pedí al universo a un humano y tú llegaste sabía que ibas a ser parte de mi vida para siempre, y eso me asusto al principio, con el tiempo me di cuenta que te necesito mas que a nadie en el mundo y ni siquiera estás presente, YA VEZ! Por eso no quería que fueras parte de mi vida, no puedo dejar de pensar en ti, no puedo dejar de sumar los días que pasan al no verte, no puedo simplemente esperar, ya espere mucho, ya me cansé. 

Y sé que debería llamarte y decirte todo esto, pero sé que no te importa un carajo, y por eso lo escribo, por que sé que nunca me leerás, y extraño todo de ti, incluso tus chistes malos, incluso tu sonrisa casi perfecta, y te necesito, como jamás hubiera necesitado a alguien, pero tú me enseñaste a querer a alguien que por muy diferente que esté sea, si el destino lo pone en tu camino es por alguna razón, pero no te enseña a como no vivir sin esa persona, a como no necesitarla, a como no esperar, a conformarte con su sola presencia en tus sueños.

Y vuelvo a morir una vez más...


martes, 9 de junio de 2015

MAGIA I

La semana pasada, me pegué tanto a una historia, que terminé escribiendo más de lo que debía. Así qué decidí publicarla parte por parte.


Magia I

Día 01: Empezó el verano y su maldita sensación térmica, odio el verano con todo mi ser, lo odio y lo peor es que es en mi país siempre está a  flor de piel, despierto porque la luz me ciega intensamente, despierto a pesar de no querer hacerlo, a pesar de querer seguir allí, como siempre echada boca abajo aspirando el olor a colchón viejo, entre la suavidad de mi sábana color marfil, y suena el despertador una vez más, es como una llamada hacia la vida, y el mundo no se detiene solo avanza al compás del sonido del despertador que aún no puedo apagar, me quedo quieta mirando la pared en ella observo rasguños e inmediatamente me viene un flashback de emociones que no puedo contener, me veo las uñas y están carcomidas, ralladas, y sangran, no sé en qué momento paso esto, corro hacia el baño y dejo correr el agua sobre mis manos y parece detenerse el dolor, pero nada se detiene sigue sangrando, las envuelvo en papel higiénico y voy por algunas vendas al botiquín, no tengo seguro médico, nunca lo he usado, pensé que no lo volvería a usar, pero ahora veo que es necesario, aún sigo sin recordar como paso esto, y mis manos siguen sangrando, no importa me digo y las envuelvo con un papel toalla,  vuelvo a poner mis manos en agua y las lavo con jabón, me aplico agua oxigenada y alcohol, paso a envolverlas en gasa y sigue la vida.

Día 02: El intenso brillo del sol entra desesperadamente por mi ventana, estoy pensando seriamente en cambiar el color de cortina o cubrir el vidrio con algún papel oscuro o pintarlo, esto no me gusta nada. Suena el despertador y me levanto de un brinco, veo mis manos y están mucho mejor, voy a cambiar la gasa me digo, me dirijo hacia el botiquín me saco las vendas y mágicamente no tengo ninguna marca, no le tomo importancia y prosigo, la vida continúa, voy a hacer café me digo, pongo la tetera mientras leo los últimos mails del día, el sonido estridente de la tetera me recuerda, que debo alistarme para dormir.



Día 03: Siempre tengo esa sensación de querer vivir la vida de alguien más, no alguien famoso, no alguien lo suficientemente conocido, no, alguien que trasmita eso, eso, eso, magia, no un mago, tal vez, un vendedor de pasteles quizá, alguien que venda rosas o cualquier otro tipo de flor, si quiero ser alguien como él, y ver lo que realmente se siente al vender rosas, porque para mí son el símbolo más bonito de amor, porque simplemente son hermosas, y en su belleza se halla la simpleza  más pura de amor, quisiera ser florista, quisiera ser pastelero, quisiera ser astronauta.

Día 04: Quedé con alguien en salir a una fiesta, no soy muy fanática de esto pero accedí, quedamos en encontrarnos en un centro comercial, caminamos y nos quedamos sentados en una banca durante mucho tiempo que se torno interminable, me di cuenta de la hora cuando los buses de transporte público dejaron de pasar y cada vez se hacía mas notorio el silencio en la vía pública, seguimos conversando como dos completos conocidos y no nos percatamos del brillo solar que se asomaba, nunca había reído tanto con alguien que recién conocía, nunca había pasado esta especie de "magia", en una "primera cita", no, no fue una cita, solo fue una salida. 


Día 05: He visto como las palomas se posan en mi ventana exactamente todos los días a la misma hora, no sé qué buscan, no sé qué esperan, mucho menos a quién. Espero no sea una señal.




Día 06: ¿Te acuerdas de mí?
Me quito los audífonos, y le digo disculpa.
Él me mira inquieto y alza una ceja, soy Ricardo dice.
Lo demás es historia. 

Continuará...




sábado, 11 de abril de 2015

A través de los cristales.

Quizás eras tú el primero, quizás, hoy te visualizo en mi mente y como nunca te extraño, extraño no haber estado en tu vida como lo hubieses querido, imagino siempre ser la parte mas bonita de muestras almas, te extraño, extraño un vacío que jamás nadie nunca ocupará, por qué nunca te deje entrar y quizás debiste ser tú, el primero que cuando me veía pasar por la Calle Arequipa con mis padres me sonreía y yo tímida miraba el cielo como siempre, recuerdo muchos domingos regresar a casa con ellos y verte ahí fuera de tu casa sentado con tus padres a través de mis cristales, tus cristales, extraño las hamburguesas que hacía tu mamá y lo bien que me caía, extraño tu cabello rizado oscuro, tu rostro ovalado, y tu sonrisa a media luz, eras perfecto bajo esos cristales, eras simplemente perfecto para mi y por eso huí, corrí lo mas fuerte que puede para no lastimarte y para no lastimarme y hoy te recuerdo y hace unos días al estar en la ciudad del sol infernal intenté verte y pasé innumerables veces pero ahora solo como mi mamá, por qué mi papá esta en un lugar mejor, y te busqué entre mil árboles hasta llegar a tu puerta y no había nadie, y te busqué todos los días mientras mi estancia en ese aburrido lugar se acortaba, con la esperanza de verte una vez y no huir esta vez, por que cambié, por qué en el pasado no aceptaba quien era, o quien serías tu en mi vida y eras demasiado bueno para mis ojos, para mi vida, para mi,  te esperé frente al árbol de tu casa donde todas las navidades arman un increíble nacimiento que supera cada año a su predecesor, te esperé mientras los zancudos zumbaban en mi cabeza, mientras veía ese incomparable atardecer que no recordaba, te espere en vano con la esperanza de verte solo por última vez y decirte el por qué de mi escape repentino pero otra vez no sucedió, en mi último día volví a pasar y no estabas una corazonada me dijo que ya era demasiado tarde y me resigne. 

Estaba en sala de embarque con mis audífonos mirando el amanecer y tratando de olvidar, subí al avión y ahí estabas tú en el asiento que yo ocuparía justo al lado de la ventana, estabas a mi costado como siempre, como nunca y como tanto lo había esperado y otra vez huí. 

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Tú no sabes.

Tú no sabes que es sentirse mal, tú no sabes nada de eso, tú no sabes que es perder a alguien, tú no sabes quien soy, tú nunca lo sabrás, y eso ya es molesto y jodé. Tú no sabes que es sufrir en silencio todos los días durante muchos años y aparentar estar bien ante los demás, tú no sabes que es tragarse sus palabras para no herir a nadie y que te hieran mas de lo que ya lo hacen, tú no sabes que se siente estar rodeada de personas y sentirse completamente sola, tú no sabes que se siente crear un mundo alterno para vivir y tratar sentirse bien y no mierda, tú no sabes que es llorar todos los días sobre la almohada y despertarse al dia siguiente con ganas de mandar todo al diablo pero evozando una sonrisa falsa todo el tiempo, tú no sabes cuando la magia se apodera de ti y te sientes completamente llena, tu no sabes el día que me cansaré de esperarte y saber de ti aunque mi alma y mi corazón estén agrietados, tú no sabes cuanto sufro todos los dias al imaginar cosas tan inalcanzables que me hacen feliz, tú no sabes que siento, no digas que te sientes mal o que sientes pena, no es cierto, no sabes lo que siento.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Tiempo

Hola, de nuevo.

Tal ves antes tenía muchas ideas o temas sobre escribir pero hoy todo eso se ha reducido a nada y esta bien.

-Hola.
Hola.
-¿Cómo estás?
No lo sé, y tú?
No sé como encasillar un estado de ánimo así que lo describiré de la forma en la que lo siento... estoy bien pero no estoy bien. Eso.
-¿Entonces como estás?
Así, de esa forma de la forma en la que no sabes que haces, ni lo que haces y vas y vienes, y ya no tienes tiempo de detenerte a observar lo que antes te hacía suspirar, no tienes tiempo ni de hablar, ni de caminar, ni de disfrutar esas innumerables cosas que amas con el corazón, por que ahora la vida se ha hecho una rutina en la que todo esta reglamente establecido y cada plan que pretendes hacer debes hacerlo con anticipación si no todo se modificaría y claro, no soy yo, es el tiempo, le echarle la culpa al tiempo como siempre, además siempre es mejor así.
-¿Así es como te sientes?
No, me has malinterpretado, no es solo eso, es mas, es mas que un horario, es mas que un "no tengo tiempo" es mas que una rutina es real y eso es lo peor.
-Ok, entiendo...
No, no lo entiendes, antes podía ser libre y a pesar de eso no disfrutaba de mi libertad como anhelo hacerlo ahora, y de ser uno con la naturaleza como solía serlo antes.

Pero siempre hay tiempo...
Déjame ponerlo en la agenda :/


¿Esto no es lo que querían leer, verdad?