sábado, 11 de abril de 2015

A través de los cristales.

Quizás eras tú el primero, quizás, hoy te visualizo en mi mente y como nunca te extraño, extraño no haber estado en tu vida como lo hubieses querido, imagino siempre ser la parte mas bonita de muestras almas, te extraño, extraño un vacío que jamás nadie nunca ocupará, por qué nunca te deje entrar y quizás debiste ser tú, el primero que cuando me veía pasar por la Calle Arequipa con mis padres me sonreía y yo tímida miraba el cielo como siempre, recuerdo muchos domingos regresar a casa con ellos y verte ahí fuera de tu casa sentado con tus padres a través de mis cristales, tus cristales, extraño las hamburguesas que hacía tu mamá y lo bien que me caía, extraño tu cabello rizado oscuro, tu rostro ovalado, y tu sonrisa a media luz, eras perfecto bajo esos cristales, eras simplemente perfecto para mi y por eso huí, corrí lo mas fuerte que puede para no lastimarte y para no lastimarme y hoy te recuerdo y hace unos días al estar en la ciudad del sol infernal intenté verte y pasé innumerables veces pero ahora solo como mi mamá, por qué mi papá esta en un lugar mejor, y te busqué entre mil árboles hasta llegar a tu puerta y no había nadie, y te busqué todos los días mientras mi estancia en ese aburrido lugar se acortaba, con la esperanza de verte una vez y no huir esta vez, por que cambié, por qué en el pasado no aceptaba quien era, o quien serías tu en mi vida y eras demasiado bueno para mis ojos, para mi vida, para mi,  te esperé frente al árbol de tu casa donde todas las navidades arman un increíble nacimiento que supera cada año a su predecesor, te esperé mientras los zancudos zumbaban en mi cabeza, mientras veía ese incomparable atardecer que no recordaba, te espere en vano con la esperanza de verte solo por última vez y decirte el por qué de mi escape repentino pero otra vez no sucedió, en mi último día volví a pasar y no estabas una corazonada me dijo que ya era demasiado tarde y me resigne. 

Estaba en sala de embarque con mis audífonos mirando el amanecer y tratando de olvidar, subí al avión y ahí estabas tú en el asiento que yo ocuparía justo al lado de la ventana, estabas a mi costado como siempre, como nunca y como tanto lo había esperado y otra vez huí. 

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Tú no sabes.

Tú no sabes que es sentirse mal, tú no sabes nada de eso, tú no sabes que es perder a alguien, tú no sabes quien soy, tú nunca lo sabrás, y eso ya es molesto y jodé. Tú no sabes que es sufrir en silencio todos los días durante muchos años y aparentar estar bien ante los demás, tú no sabes que es tragarse sus palabras para no herir a nadie y que te hieran mas de lo que ya lo hacen, tú no sabes que se siente estar rodeada de personas y sentirse completamente sola, tú no sabes que se siente crear un mundo alterno para vivir y tratar sentirse bien y no mierda, tú no sabes que es llorar todos los días sobre la almohada y despertarse al dia siguiente con ganas de mandar todo al diablo pero evozando una sonrisa falsa todo el tiempo, tú no sabes cuando la magia se apodera de ti y te sientes completamente llena, tu no sabes el día que me cansaré de esperarte y saber de ti aunque mi alma y mi corazón estén agrietados, tú no sabes cuanto sufro todos los dias al imaginar cosas tan inalcanzables que me hacen feliz, tú no sabes que siento, no digas que te sientes mal o que sientes pena, no es cierto, no sabes lo que siento.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Tiempo

Hola, de nuevo.

Tal ves antes tenía muchas ideas o temas sobre escribir pero hoy todo eso se ha reducido a nada y esta bien.

-Hola.
Hola.
-¿Cómo estás?
No lo sé, y tú?
No sé como encasillar un estado de ánimo así que lo describiré de la forma en la que lo siento... estoy bien pero no estoy bien. Eso.
-¿Entonces como estás?
Así, de esa forma de la forma en la que no sabes que haces, ni lo que haces y vas y vienes, y ya no tienes tiempo de detenerte a observar lo que antes te hacía suspirar, no tienes tiempo ni de hablar, ni de caminar, ni de disfrutar esas innumerables cosas que amas con el corazón, por que ahora la vida se ha hecho una rutina en la que todo esta reglamente establecido y cada plan que pretendes hacer debes hacerlo con anticipación si no todo se modificaría y claro, no soy yo, es el tiempo, le echarle la culpa al tiempo como siempre, además siempre es mejor así.
-¿Así es como te sientes?
No, me has malinterpretado, no es solo eso, es mas, es mas que un horario, es mas que un "no tengo tiempo" es mas que una rutina es real y eso es lo peor.
-Ok, entiendo...
No, no lo entiendes, antes podía ser libre y a pesar de eso no disfrutaba de mi libertad como anhelo hacerlo ahora, y de ser uno con la naturaleza como solía serlo antes.

Pero siempre hay tiempo...
Déjame ponerlo en la agenda :/


¿Esto no es lo que querían leer, verdad?


viernes, 28 de febrero de 2014

Azul

No sé si la gente que dice conocerme sabe, que soy alguien llena de recuerdos y que por lo general jamás, jamás compartirá alguno de esos recuerdos sean bonitos o no con alguien, por que sabe que mientras mas tenga una historia consigo misma el resto de su miserable vida, seguirá sintiéndose viva cada vez que los recuerdos lleguen a su mente y lloré en silencio junto a su almohada y su mejor amiga que mas que nada es un ángel atrapado en el cuerpo de un ser inanimado escuchándome, respondiéndome y lo mas importante abrazándome todo el tiempo, por que siempre lo necesito, siempre.

Quisiera mas que nada que por lo menos todo lo que rodea mi mente desaparezca, y que los recuerdos que tengo se vallan solo un segundo y me sienta libre. Nunca dejaré de buscar esa libertad que tanto anhelo y que tanto necesito, por que es primordial. Pero últimamente vivo en una rutina de mierda en la que no importa nada por que nada nunca vale la pena, ni siquiera alguien, ni siquiera algo, ni siquiera hacer lo que me gusta lo vale, por que perdí otra vez el interés en absolutamente todo y prefiero en el fondo seguir así matando el tiempo, viendo parar a las palomas en mi ventana incitándome a volar, mirando ese cielo tan inalcanzable y a veces perfecto. 

Algún día desearé sentirme parte de algo o de alguien, pero no hoy, ni mañana.
Algún día caminaré hasta cansarme sin rumbo.
Algún día mi corazón será azul.
Algún día la magia que habita en mi cuerpo será liberada y ese día ya no estaré aquí, habré cumplido mi camino, mi etapa y me trasladaré a cualquier parte del universo, ojalá algún día llegue a Marte.



"La vida es una historia de mierda, demasiado corta, no soy nada para el mundo el mundo para mi no es nada". Siempre hay un sentimiento muerto en un corazón roto - Porta



sábado, 8 de febrero de 2014

Adiós, otra vez.

Pensé que sería la última vez que escribia en el blog. Pero no puedo dejar de hacerlo.

Si pudiera preguntarle a mi corazón que ha hecho durante 22 años para seguir latiendo. Definitivamente lo hubiera mandado a la mierda o estrujado en el momento menos esperado. Pero no, hay cosas mucho mas importantes que eso. Sé que las hay, pero aún sigo preguntándomelas.

¿Recuerdas cuándo deseabas "eso" y esperaste hasta desfallecerse?
 Si, pero "eso" perdió su total importancia en mi vida. Ahora ya no es algo por lo que daría la vida.
Perdió todo su sentido, cuando lo conseguí y no fue lo que esperaba. Si tuve una "valla muy alta" con respecto a "eso".

"Eso" es "eso" algo de lo que odiaría con todo mi ser profundizar.

Cuando esperas tanto tiempo por algo casi inalcanzable sabes que a pesar de todo el tiempo de lucha y espera habrá valido la pena. A pesar de ya no aceptarlo cuando esta ahí a tu lado.

Nadie jamás va a ocupar el lugar que alguien dejó, por que jamás hubo alguien.

Y otra vez desaparezco por el mismo asunto, pero la verdad ya no tiene importancia, alguna vez deseé gritar con el corazón en la mano y no se pudo, pero es hora de hacerlo, de brillar y de dejar que las cosas tomen su nuevo curso, por que cuando lo hago, todo vuelve a la normalidad, a mi propia normalidad. No quiero, pero debo, y no debería estar escribiendo esto antes de volverme a ir, pero debo. Y así cuando regrese me recuerde cual fue la razón por la que me fui.

Voy a buscarle sentido a todo, por que hace años no le encuentro sentido a algo, a nada ni a nadie.
Desapareceré todas las veces que sean necesarias, por que así me lo pide mi corazón.