miércoles, 12 de agosto de 2015

15 COSAS QUE AMO

Quizás con este post, algunos entenderán por que vivo pérdida mirando al cielo, fascinada con la naturaleza, observando los detalles de cada lugar, entre otras cosas.




1.- La luna
Amo la luna, por una sencilla razón, ella siempre estuvo cuando más necesitaba a alguien, conversaba con ella y acudía a mi rescate con su hermosa e inalcanzable luz.


2.- El agua

Beber agua es uno de los placeres de mi vida, sentir a través de mi cuerpo un líquido cálido, frío ó caliente recorrer mis órganos y que produzca miles de emociones, es sencillamente perfecto.


3.- El cielo
Cuando era pequeña vivía en un lugar donde el cielo sea de noche o día se veía espectacular, en especial de noche, se veían las estrellas, mi papá vivía fascinado con la Astronomía y siempre me decía, que quería un telescopio para ver todo lo fantástico que tiene el cielo para ofrecer, por que a simple vista el ojo humano no lo  puede identificar; estrellas, algunas constelaciones, planetas, etc. Siempre me decía que "no eramos los únicos en el planeta". Y sí siempre ando en el cielo, y siempre sonrío.


4.- La oscuridad

Odio dormir con la luz prendida, quizá por que cuando era pequeña dormía con mi abuelita en la misma habitación y a ella no le gustaba dormir así. Me encanta ese espacio en el que se está consigo mismo, y sé conoce en realidad, sabe que a pesar de estar en la oscuridad absoluta todo estará bien y no habrá ningún fantasma que la asuste.



5.- La lluvia
Si hay algo que realmente me hace feliz, es sentir la lluvia sobre mi piel, saltar en charcos de agua empozada, que mis cristales se nublen, girar al unísono mientras las gotas de agua caen. Respirar el preticor al caer. La garúa, la lluvia ligera, la lluvia torrencial. Extraño todo eso en esta ciudad y lo disfruto disminuyendo el paso cuando sucede aquí.

6.- El GLV (Green Leaf Volatiles/Hojas verdes volátiles); olor a pasto recién cortado.


7.- La arquitectura antigua

Tengo la manía de perderme en los paisajes arquitectónicos que tienen absolutamente todos los lugares que conozco, pero Lima tiene un encanto casi indescifrable, la belleza está ahí, gratis, al alcance de todos, desde ir en micro, en bicicleta, en taxi, en auto propio, caminando, esta ahí visible, en cada esquina, en cada rincón, detrás de cada árbol, a través de la neblina. Tienen que dedicarse un instante a observar, y descubrirán su belleza.

8.- Sentir la música.

La mejor amiga de todo ser humano definitivamente es la música, a quién no lo ha acompañado en un momento feliz o triste, cada género es único en su clase, cada instrumento en su naturaleza, la conexión mágica que hacen la una con la otra, es simplemente una belleza. Amo Bailar; sí, aunque no lo crean.



9.- La naturaleza (el campo, las cataratas, los lagos, los ríos, el mar, la noche, el día, las plantas ornamentales, la grama, los árboles, el clima, ver a las hojas caer, ver a los árboles florecer, el crepitar de las hojas secas, el trino de las aves, el viento sobre mi rostro, los animales siendo pastados, los animales libres). 



10.- Leer

No sé como aprendí a leer, solo recuerdo que devoraba libro tras libro, los cuentos de inicial de mi mamá, los libros de la biblioteca de mis hermanos, las revistas de Astronomía de mi papá, las cartas de mi abuelita, es increíble como una historia te transporta a otro lugar en segundos, y empiezas a navegar conociendo nuevos lugares, creando escenarios que nadie mas ve, compartiendo las mismas emociones con los personajes, creando magia en cada página, sintiendo que al fin eres parte de algo.

11.-  El chocolate
La mejor manera de superar algún problema, o no ahogarse en el, es con chocolate, recuerdo haber sentido que todos estaban contra mi en mi primer día de trabajo, ojos amenazantes, expectantes a que cometa un error para señalarme de inmediato, después del servicio en cocina en un restaurante, aproveche para salir a caminar y despejar mi mente, en mi afán desesperado por mandar todo al diablo, compré un chocolate e inmediatamente todo cambio. Esa dosis de energía y vitalidad que produce el chocolate en el cuerpo, revitaliza. Desde ahí solo consumo chocolate cuando me siento realmente muy apagada.

12.- Pintar

Nunca fui buena en artes plásticas, tampoco era que la profesora explotaba nuestras habilidades, todo siempre fue pintar dentro de los círculos, degradar un color, el claroscuro, bordar, etc. Pero un gran día mi hermana me llevó a sus clases de Cerámica al frío por que no tenía con quien dejarme, mientras ella moldeaba, yo estaba entretenida con unas pinturas que unas señoras hacían, era tan grande mi poder de observación que me percaté de todos los pasos que hacían al pintar, mi hermana me inscribió a la clase de trupan, me compró los materiales necesarios e hice mi primera pintura, desde ahí, tengo una fascinación por pintar en trupan. 
(Mi primera pintura en trupan)

13.- Hacer postres
Cuando era pequeña veía como mi abuelita preparaba cocadas, hacía 100 y todas se le acababan en un día, me gustaba ver como ella medía los ingredientes líquidos y pesaba los ingredientes secos, la forma en la que abríamos los cocos mi hermana, mi primo y yo ayudándole a separar la fruta de la cáscara, era toda una travesía llena de risas y cabezas de coco, la manera veloz de mover el batidor de barillas sin parar, desde allí empezó mi curiosidad con los postres caseros, corría a preguntarle algunas recetas y las anotaba esperando hacerlas algún día, no me estaba permitido usar la cocina, era muy pequeña y por lo general estaba sola en casa. Aprovechaba cuando mi hermana hacía tortas y yo me encargaba de pesar los ingredientes. Con el paso del tiempo eso paso, por que me mudé, pero estudié Gastronomía y cada vez que pesaba los ingredientes recordaba la paciencia que tenía al hacer magia.


14.- Escuchar música nueva

No hay nada mas genial, que escuchar una canción nueva que te active por completo, que te haga sonreír, o llorar, identificarse en sus letras, sentir su melodía, muchos de nosotros hemos caído en la trampa de encasillarnos en un solo género, en un solo idioma, y ahí cometemos el grave error de no actualizarnos y caemos en las mismas melodías una y vez, lo mejor es poner un reproductor aleatorio en Spotify, All music, Youtube, o en alguna plataforma musical, lo mas fácil es pedirle a tus amigos, conocidos o a alguien que te recomiende nueva música, es la mejor manera en la que un sentir puede ser escuchado por miles de personas. Atrévete a explorar.


15.- Rosas

Cuando tenga una casa propia, sembraré rosales.


(Mi primera rosa seca) 




16- Mi lugares favoritos:






3°41′34″S 80°26′20″O


viernes, 7 de agosto de 2015

Once

Extraño esos días en los que todo era rutina, me acostaba a las 10:15 p.m, máximo 10:20 p.m, para tratar de dormir al menos ocho horas diarias, como lo manda la ley, al menos digo, y despertaba sin necesidad de alarma a las 5:55 a.m, no un minuto antes, ni un minuto después, exactamente a la misma hora, hacía exactamente todo en esos preciados minutos de tiempo, ducharme, sacar al perro, peinarme aunque la mayoría de veces solo me hacía una cola y claro no olvidar la mantequilla de cacao antes del lápiz labial, hidratación me decía a mi misma, llenar una botella de agua y echarla a mi cartera, revisar que mi carné esté exactamente en el mismo lugar junto a mi monedero, DNI, llaves y porsupuesto audifonos, ¿Cómo podría surrarme a la gente con la que me topaba todo el día?. Sin audífonos, lo podría evitar. ¿Tomar desayuno?. ¿Qué es eso?. A las 6:50 a.m salía corriendo de mi casa, esperaba el micro y me subía esté vació o reventando llegaba volando 7:00 a.m a hacer la cola del Metropolitano, maldito necesario servicio, subía peor que sardina, apretada o no, ya que importaba, el detalle era llegar temprano al trabajo y que no me descontasen ni un puto céntimo, claro por que el sacrificio se hace por dinero, no por amor, y que venga alguien a decirme que es todo lo contrario, estoy harta de la mierda y de las frasesitas positivas de las personas, que odian mas su vida, pero claro no lo quieren dar a conocer por que caerían en el mismo saco, entre las quejas diarias de los usuarios del Metropolitano y mi ansiado paradero final, solo existía algo que me hacía feliz, llegar a Colmena +o a Jirón y caminar ver los hermosos graffitis que inundaban la ciudad, y sonreír y por un pequeño espacio de tiempo trasladarme a ese mundo, chocarme con la misma persona todos los días, detenerme a comprar soja y un pan con lomo, detenerme en los semáforos, a veces correr contra el tiempo, a pesar de tener bastante tiempo, caminar, toparme con gente que va atareada, mujeres que corren en taco aguja, padres con sus hijos, la señora que vendía ensalada de frutas en Jirón de la Unión, el señor que sacrílegicamente entraba a la Iglesia de Jr. Cusco, la cola del Banco de la Nación en Jr. Lampa, el mendigo con su mascota al pie de la iglesia ó al pie del Banco de Crédito, caminar y ver lo hermosa que es la ciudad, cada detalle, cada trazo de pintura, cada moldura, cada árbol, el olor a café recién pasado de las carretillas, ó el de emoliente, el desespero de las personas por llegar a algún lugar lo quieran o no, los niños con cara de sueño, algunos adultos como si estuvieran con ganas de mandar todo al diablo y no querer ingresar a su centro de labores, los señores con terno en pleno verano, en invierno, en otoño, en primavera, me pregunto si algún día se les permitirá vestirse de otra forma, y vuelvo a dejar una pregunta más en el aire.

(Mi inspiración diaria, qué lástima que ya no esté esta belleza).

Amaba cada extracto de esas pequeñas/grandes cuadras que me llevaban a mi centro de labores, mi muy conocido ex-centro de labores, amaba mas que nada sentir desesperación por llegar temprano y claro amaba con todo mi cuerpo salir temprano, si es posible correr, pero ahora ya no queda nada de eso.

El primer día todos se miran reacios, todos son como un mundo al que estás a punto de entrar y así fue, conocí a gente muy buena onda, compartimos muchos momentos, muchas risas, muchos cumpleaños entre ellos el peor para mi, me vieron caer, los vi caer, los vi defender sus derechos, los vi callar, seis almuerzos diarios, seis desayunos diarios, seis días de nuestra vida y ocho horas diarias de risas a hurtadillas y consejos. Es genial que hayan pasado once meses y siga en contacto con algunos, que ya se volvieron parte de mi.

Conocer a gente nueva es genial, ser parte de su vida por un momento es una sensación muy linda, claro no todo es color de rosa por que también hubieron indeseables, pero la vida se trata de eso, seguir un montón de pasos y conocer gente.






jueves, 9 de julio de 2015

Incompleta

Hay que llenar un vació emocional muy grande, tan grande incluso como la Tierra, quizá como el universo, quizá.

Y mientras eso pasa, buscamos desesperadamente creyendo encontrar la mejor manera de llenarlo, el tiempo pasa, y este sigue incrementando su tamaño...
¿Por qué no haberlo cerrado antes?.
¿Por qué simplemente no olvidarlo?. Como la mayoría de cosas que siempre olvido. 
¿Por qué simplemente no desterrarlo y ser libre?.

Es por que este agujero es visible, visible ante todos, menos ante ti, 

Pero siempre seguiré corriendo, siempre seguiré huyendo de la solución, por que siempre la hubo, pero claro como siempre no quiero ver lo que hay ante mis ojos. Estoy harta de ser quien soy, de ser quien soy contigo y con ellos, y con el universo, pero mas cansada estoy de ser quien soy conmigo misma, y es lo que mas jode, por que el alma debería ser visible para absolutamente todos, y nunca será así conmigo, y no sé quien soy cuando estoy contigo, y no sé quien soy cuando estoy sola, ya nada me llena, ya nada motiva hacer un cambio, ni siquiera lo que mas amo en la vida, pero la respuesta está allí, nada en realidad se olvida.

Y allí estás tú otra vez, y es mejor que me valla como solía hacerlo, es mejor que concentre mis pensamientos en otra cosa, es mejor que me alejé de ti. No quiero volver al pasado, pero todo indica que así lo será, por que últimanente vivo de recuerdos, y quizás que no debieron pasar, por que vivo imaginándome cosas que jamás pasaran, queriendo con todo el poder del universo poder regresar el tiempo para no retractarme y dejarte libre, ahora que estoy unida a ti, te necesito, te quiero, y lo odio. Odio haber dejado que volvieras a mi vida, odio ser quien soy contigo, odio quererte, odio no poder hablar contigo, odio que no tengamos una conversación larga, odio no verte, odio todo y ya me cansé de esperar, ya me cansé de todo.

Innumerables veces le pedí al universo a un humano y tú llegaste sabía que ibas a ser parte de mi vida para siempre, y eso me asusto al principio, con el tiempo me di cuenta que te necesito mas que a nadie en el mundo y ni siquiera estás presente, YA VEZ! Por eso no quería que fueras parte de mi vida, no puedo dejar de pensar en ti, no puedo dejar de sumar los días que pasan al no verte, no puedo simplemente esperar, ya espere mucho, ya me cansé. 

Y sé que debería llamarte y decirte todo esto, pero sé que no te importa un carajo, y por eso lo escribo, por que sé que nunca me leerás, y extraño todo de ti, incluso tus chistes malos, incluso tu sonrisa casi perfecta, y te necesito, como jamás hubiera necesitado a alguien, pero tú me enseñaste a querer a alguien que por muy diferente que esté sea, si el destino lo pone en tu camino es por alguna razón, pero no te enseña a como no vivir sin esa persona, a como no necesitarla, a como no esperar, a conformarte con su sola presencia en tus sueños.

Y vuelvo a morir una vez más...


martes, 9 de junio de 2015

MAGIA I

La semana pasada, me pegué tanto a una historia, que terminé escribiendo más de lo que debía. Así qué decidí publicarla parte por parte.


Magia I

Día 01: Empezó el verano y su maldita sensación térmica, odio el verano con todo mi ser, lo odio y lo peor es que es en mi país siempre está a  flor de piel, despierto porque la luz me ciega intensamente, despierto a pesar de no querer hacerlo, a pesar de querer seguir allí, como siempre echada boca abajo aspirando el olor a colchón viejo, entre la suavidad de mi sábana color marfil, y suena el despertador una vez más, es como una llamada hacia la vida, y el mundo no se detiene solo avanza al compás del sonido del despertador que aún no puedo apagar, me quedo quieta mirando la pared en ella observo rasguños e inmediatamente me viene un flashback de emociones que no puedo contener, me veo las uñas y están carcomidas, ralladas, y sangran, no sé en qué momento paso esto, corro hacia el baño y dejo correr el agua sobre mis manos y parece detenerse el dolor, pero nada se detiene sigue sangrando, las envuelvo en papel higiénico y voy por algunas vendas al botiquín, no tengo seguro médico, nunca lo he usado, pensé que no lo volvería a usar, pero ahora veo que es necesario, aún sigo sin recordar como paso esto, y mis manos siguen sangrando, no importa me digo y las envuelvo con un papel toalla,  vuelvo a poner mis manos en agua y las lavo con jabón, me aplico agua oxigenada y alcohol, paso a envolverlas en gasa y sigue la vida.

Día 02: El intenso brillo del sol entra desesperadamente por mi ventana, estoy pensando seriamente en cambiar el color de cortina o cubrir el vidrio con algún papel oscuro o pintarlo, esto no me gusta nada. Suena el despertador y me levanto de un brinco, veo mis manos y están mucho mejor, voy a cambiar la gasa me digo, me dirijo hacia el botiquín me saco las vendas y mágicamente no tengo ninguna marca, no le tomo importancia y prosigo, la vida continúa, voy a hacer café me digo, pongo la tetera mientras leo los últimos mails del día, el sonido estridente de la tetera me recuerda, que debo alistarme para dormir.



Día 03: Siempre tengo esa sensación de querer vivir la vida de alguien más, no alguien famoso, no alguien lo suficientemente conocido, no, alguien que trasmita eso, eso, eso, magia, no un mago, tal vez, un vendedor de pasteles quizá, alguien que venda rosas o cualquier otro tipo de flor, si quiero ser alguien como él, y ver lo que realmente se siente al vender rosas, porque para mí son el símbolo más bonito de amor, porque simplemente son hermosas, y en su belleza se halla la simpleza  más pura de amor, quisiera ser florista, quisiera ser pastelero, quisiera ser astronauta.

Día 04: Quedé con alguien en salir a una fiesta, no soy muy fanática de esto pero accedí, quedamos en encontrarnos en un centro comercial, caminamos y nos quedamos sentados en una banca durante mucho tiempo que se torno interminable, me di cuenta de la hora cuando los buses de transporte público dejaron de pasar y cada vez se hacía mas notorio el silencio en la vía pública, seguimos conversando como dos completos conocidos y no nos percatamos del brillo solar que se asomaba, nunca había reído tanto con alguien que recién conocía, nunca había pasado esta especie de "magia", en una "primera cita", no, no fue una cita, solo fue una salida. 


Día 05: He visto como las palomas se posan en mi ventana exactamente todos los días a la misma hora, no sé qué buscan, no sé qué esperan, mucho menos a quién. Espero no sea una señal.




Día 06: ¿Te acuerdas de mí?
Me quito los audífonos, y le digo disculpa.
Él me mira inquieto y alza una ceja, soy Ricardo dice.
Lo demás es historia. 

Continuará...




sábado, 11 de abril de 2015

A través de los cristales.

Quizás eras tú el primero, quizás, hoy te visualizo en mi mente y como nunca te extraño, extraño no haber estado en tu vida como lo hubieses querido, imagino siempre ser la parte mas bonita de muestras almas, te extraño, extraño un vacío que jamás nadie nunca ocupará, por qué nunca te deje entrar y quizás debiste ser tú, el primero que cuando me veía pasar por la Calle Arequipa con mis padres me sonreía y yo tímida miraba el cielo como siempre, recuerdo muchos domingos regresar a casa con ellos y verte ahí fuera de tu casa sentado con tus padres a través de mis cristales, tus cristales, extraño las hamburguesas que hacía tu mamá y lo bien que me caía, extraño tu cabello rizado oscuro, tu rostro ovalado, y tu sonrisa a media luz, eras perfecto bajo esos cristales, eras simplemente perfecto para mi y por eso huí, corrí lo mas fuerte que puede para no lastimarte y para no lastimarme y hoy te recuerdo y hace unos días al estar en la ciudad del sol infernal intenté verte y pasé innumerables veces pero ahora solo como mi mamá, por qué mi papá esta en un lugar mejor, y te busqué entre mil árboles hasta llegar a tu puerta y no había nadie, y te busqué todos los días mientras mi estancia en ese aburrido lugar se acortaba, con la esperanza de verte una vez y no huir esta vez, por que cambié, por qué en el pasado no aceptaba quien era, o quien serías tu en mi vida y eras demasiado bueno para mis ojos, para mi vida, para mi,  te esperé frente al árbol de tu casa donde todas las navidades arman un increíble nacimiento que supera cada año a su predecesor, te esperé mientras los zancudos zumbaban en mi cabeza, mientras veía ese incomparable atardecer que no recordaba, te espere en vano con la esperanza de verte solo por última vez y decirte el por qué de mi escape repentino pero otra vez no sucedió, en mi último día volví a pasar y no estabas una corazonada me dijo que ya era demasiado tarde y me resigne. 

Estaba en sala de embarque con mis audífonos mirando el amanecer y tratando de olvidar, subí al avión y ahí estabas tú en el asiento que yo ocuparía justo al lado de la ventana, estabas a mi costado como siempre, como nunca y como tanto lo había esperado y otra vez huí.